Mis postales desde India

Un viaje se compone de muchos factores.

En los viajes visitamos ciudades, pueblos, monumentos, parques naturales. Contemplamos increíbles paisajes, naturaleza y con suerte, hasta podemos visitar una de las espectaculares maravillas del mundo.

Pero cuando un viaje se convierte en algo más, cuando un viaje se convierte en una gran experiencia, en un gran aprendizaje de vida, aquí entran otros factores que hacen que el viaje sea inolvidable, hacen que sea prácticamente indescriptible con palabras y por eso hoy os quiero mandar mis postales desde India.

Este viaje lo vivimos más allá de la cultura, de los increíbles monumentos y de las aventuras que vivimos, fue más allá porque nos dio la oportunidad de conocer gente increíble y llevarnos muchas personas en nuestro corazón.

Y esto, en serio, es algo que te llena mucho como persona porque, no sólo tuvimos la oportunidad de conocer un país con una increíble cultura y riqueza arquitectónica, si no que tuvimos la oportunidad de aprender cosas que no se aprenden ni en la mejor universidad del mundo.

Y esto fue gracias a toda la gente que conocimos. Gente local y gente viajera de todas partes del mundo, diferentes idiomas y culturas pero con un gran corazón y con sólo un gesto o una sonrisa nos aportaron mucho en nuestro viaje.

Cuando vienes de un viaje y las historias y experiencias humanas vividas superan con creces a los monumentos, cultura y ciudades que has visitado, entonces amigos, esto no es un viaje es una experiencia que perdurará toda la vida.

Experiencias que nos hicieron llorar, reír, sentir y vivir como nunca lo habíamos hecho!!

Y hoy, antes de comenzar los post del viaje, os quiero contar todas nuestras experiencias humanas con mis postales desde India.

¿Os apetece recibir mis postales desde India?

Id corriendo al buzón que creo que el cartero os ha dejado algo hoy… 😉

Pero antes de nada, no os perdáis los posts anteriores del viaje donde contamos nuestra experiencia.

Y después del repaso a los posts anteriores, yo creo que estáis preparados para leer mis postales desde India.

NOTA:

Las fotos del post de hoy no tienen la mejor calidad del mundo. Son fotos de móvil, fotos de batalla.

Y aunque, yo soy muy de hacer fotones de viaje porque disfruto mucho, no hay nada mejor como las fotos de batalla para reflejar todas las aventuras y experiencias del viaje.

Las fotos de batalla suelen hacerse con el móvil y cuando de vez en cuando, me da por revisar la interminable galería del móvil, alucino recordando cada momento del viaje, aunque no sea una imagen de postal.

Lo dicho, perdonadme por la calidad de las fotos…

Mis postales desde India

Shyam – Nuestro recibimiento en Delhi

Nos habían hablado tan mal de Delhi, que yo he de reconocer que iba realmente muerta de miedo, no lograba entender aún que es lo que hacía en un avión, más bien tres, porque fueron dos escalas, rumbo a India, ese país del que mucha gente habla bien pero mucha gente también cuenta horrores.

¿Por qué fui? Porque algo dentro de mí, desde hacía mucho tiempo, me decía que tenía que ir.

Y en serio os digo, que cuando algo os ronda la cabeza tenéis que hacerlo. Hay una razón por la que vuestro yo interno os pide algo y eso hay que comprobarlo si o si.

Al llegar a Delhi nos esperaba Shyam en el aeropuerto , el hijo de Mahendra, con una gran sonrisa.

Nada más salir del aeropuerto te enfrentas de pleno con la realidad del país. Era de noche y desde el coche se podía observar el tráfico, la multitud de gente, las vacas, los coches, los tuk tuk, la gente durmiendo en las calles. Realmente es otro mundo.

Nos acostamos pronto porque al día siguiente nos recogían temprano, para ir al aeropuerto rumbo a nuestra primera parada, Udaipur.

Y aunque llegamos cansadas después de todo el viaje y un poco aturdidas con el choque, saber que al día siguiente nos esperaba Shyam nos dio mucha tranquilidad.

Shyam fue nuestro recibimiento en Delhi y también la última persona de la que nos despedimos antes de volver a casa.

Y nos fuimos llorando de India abrazadas a Shyam, que también se quedó con lágrimas en los ojos.

Raj – Nuestro conductor

Nada más llegar a Udaipur nos esperaba en el aeropuerto Raj.

La primera impresión fue de una persona seria, pero las primeras impresiones no son las que cuentan y acabamos cogiéndole un gran cariño y él a nosotras también.

El día que nos despedimos, lo hicimos con lágrimas en los ojos los tres.

Un gran conductor, sabía todos los lugares donde ir y si se nos ocurría algo a nosotras no dudaba en llevarnos siempre donde queríamos.

Los primeros días no comía con nosotras pero acabamos convenciéndole para que lo hiciera y el último día de la ruta con él, nos llevó a un sitio local y nos enseñó a comer con las manos.

Nos contaba cosas de su familia, de su mujer y de su pueblo y hasta nos intentó enseñar a sentarnos de cuclillas como hacen ellos, ante la atenta mirada de una decena de conductores en el parking.

Lo pasamos genial con él y descubrimos que era una gran persona.

Fijaros si es bueno que le escribimos desde España para mandarle dinero y nos dijo que no quería que le mandáramos dinero, que él lo único que quería era trabajar.

Raj esperamos volver a verte!!

Miguel, Ali y su vuelta al mundo

En Udaipur fuimos por la tarde a una azotea con vistas al lago Pichola y conocimos a Miguel y Ali, una pareja de españoles que estaban dando la vuelta al mundo durante 6 meses.

Imaginaros mi cara cuando me contaron su aventura y toda la ruta que iban a seguir. No podía parar de hacerles preguntas.

Lo que empezó siendo una tarde normal, se convirtió en la mejor tarde que podíamos haber vivido en nuestro primer día en India.

Pasamos horas y horas hablando con ellos y nos lo pasamos piruleta!!

Acabamos viendo atardecer y cenando en la terraza y cuando se hizo de noche nos acompañaron al hotel, porque era nuestra primera noche solas y aún no estábamos habituadas.

Miguel y Ali muchas gracias por esa maravillosa tarde y por dejarnos seguir con vosotros esa increíble vuelta al mundo que os  marcasteis.

Postales desde India

Jay – Nuestro amigo en Jaisalmer

Nada más llegar a Jaisalmer nos recibió Jay, el sobrino de Mahendra y con él descubrimos la increíble ciudad dorada.

Está muy bien ir por libre en un viaje, pero de vez en cuando que un local te explique cosas de su cultura también se agradece, y eso es lo que hizo Jay.

Nos contó muchas cosas sobre la cultura india, sobra la filosofía yogi y sobre la ciudad de Jaisalmer.

Además, nos trató como si fuéramos reinas y hizo que nuestra estancia en Jaisalmer fuera de lo más agradable, a veces hasta demasiado porque nosotras somos de pocos lujos.

El último día nos llevó a una tienda para que nos compráramos nuestros saris para lucirlos en el Taj Mahal.

Gracias Jay por tratarnos tan bien!! El mejor guía de Jaisalmer sin duda!!

Shekar el mejor conductor de tuk tuk de Jaisalmer

Jay nos presentó a Shekar, el mejor conductor de tuk tuk de Jaisalmer.

Era divertido, agradable y en sus ojos se veía que era una gran persona.

Nuestros trayectos subiendo el fuerte de Jaisalmer fueron de lo más divertidos. Siempre lo buscábamos a él para subir al hotel.

Era adorable.

Eugeni – Una vida llena de aventuras

En los templos jainistas de Jaisalmer conocimos a Eugeni, un catalán recién jubilado que estaba recorriendo la India durante 3 meses.

Nos contó que había viajado mucho en su vida, de hecho era la tercera vez que estaba en la India. La primera de ellas fue en los años 70, recorriendo la ruta hippie desde Barcelona pasando por Nepal e India.

Ya os digo yo que tenía que haber vivido los 70. Esa ruta la hubiera hecho yo seguro!!

Nos contó tantas historias y viajes que había hecho en África, Sudámerica y Asia, junto a su mujer, que lamentablemente había fallecido recientemente por culpa de un cáncer.

Me quedaba embobada escuchando sus historias y me hizo hasta llorar cuando hablaba de su mujer y lo sucedido.

Conocer a Eugeni, una persona con una vida tan interesante, fue un gran momento del viaje.

Gracias Eugeni por esos momentos en Jaisalmer.

Familia de Mahendra

De camino a Jaipur, paramos a comer en un pueblecito y allí estaba el cuñado y sobrino de Mahendra , por lo que comimos con ellos. Por cierto, comimos en un lugar que desde fuera os aseguro que nadie se hubiera atrevido a entrar 😉

El sobrino era super atento y el cuñado de Mahendra era adorable. recuerdo todavía su mirada y esos ojos que transmitían tanto.

Cuando nos despedimos querían invitarnos a su casa pero no podíamos porque teníamos que continuar nuestro camino.

Incluso nos invitaron a la boda del sobrino que era este año. La verdad que hubiera sido un puntazo poder asistir a una boda india.

Es alucinante ver como la gente en India te da tanto sin esperar nada a cambio.

Experiencias hippies en Pushkar

Sin duda, una de las experiencias más surrealistas que he vivido en mi vida fue en Pushkar.

Paseando por la calle de las tiendas, conocimos a dos argentinos muy majos que vivían en Ibiza y estaban comprando en Pushkar para su puesto hippie en Benirrás.

Mi madre, que en cuanto oía a alguien hablando español no podía evitar acercarse, se puso a hablar con ellos y acabamos cenando juntos en una azotea del pueblecito de Pushkar.

Entonces vino una amiga suya, Pinka, era una chica muy alegre que llevaba desde los 18 años viviendo por el mundo y había renunciado a su vida acomodada en Madrid por una vida nómada muy interesante.

Esa noche estuvimos hablando de las diferentes formas de vivir que existían y cuál era la que cada uno habíamos elegido, fue sin duda una velada de lo más interesante y reflexiva.

Por no hablar de la de cosas que nos enteramos sobre reuniones con maestros y rituales con sapos, ranas y mil movidas más.

Mi madre y yo no podíamos dejar de escuchar embobadas todas las historias que nos contaban y su filosofía de vida.

Y esa noche nos dimos aún mas cuenta que hay muchas maneras de vivir, no solo la convencional que nos enseñan desde pequeños.

Las historias sobre la vida de Pinka me hicieron mucho pensar y ella misma me dijo que yo tenía algo y que era capaz de transmitirlo a los demás.

Además, nos dijo que ese viaje lo estábamos viviendo como mucha gente no sabe hacerlo y eso se veía enseguida.

Es alucinante ver como gente que acabas de conocer, te puede transmitir tanto y tu a ella también.

Esa noche, con el precioso pueblo de Pushkar iluminado de fondo, vivimos una experiencia mística a la vez que rara y diferente. Pero una experiencia más que nos guardamos para siempre en la mochila.

Postales desde India

Familia de Mahendra en Jaipur

En nuestro viaje tuvimos la suerte de vivir el Festival Divali.

Durante el Divali, celebrado una vez al año, la gente estrena ropa nueva, comparte dulces y hacen explotar petardos y fuegos artificiales. Es la entrada del año nuevo hindú, y una de las noches más significativas y alegres del año.

Para nosotras, que somos de Valencia, fue como estar en Fallas, porque compramos petardos y vimos infinidad de castillos en el cielo.

Esa tarde Mahendra nos llevó a casa de su hermana y compartimos la cena con su familia.

He de decir que fue la mejor experiencia que pudimos vivir en el viaje.

Nos vistieron con los trajes típicos, hicimos la cena con ellas y alucinamos con su cocina ya que lo hacen todo de forma natural, vimos sus álbumes de bodas, reíros de los nuestros, esos no tenían fin y pasamos una tarde noche de lo más alucinante.

Fui muy curioso ver como viven las familias en India, sus costumbres, sus tradiciones culturales y familiares.

Y sobre todo nos quedamos con el cariño que recibimos por su parte. En serio, fue alucinante y nos fuimos de allí llorando.

Gracias por todo!!

Postales desde India

Manu – Nuestro guía en Jaipur

El siguiente protagonista de mis postales desde India es Manu, nuestro guía en Jaipur.

Cuando nos levantamos para visitar el fuerte Amber, Mahendra nos dijo que Manu nos iba a acompañar para explicarnos un poco la historia del fuerte Amber y de Jaipur.

Y resultó ser un fantástico guía. Era un auténtico entendido de la arquitectura e historia del fuerte Amber y Jaipur y alucinamos con todo lo que nos contaba.

Además, nos trató como auténticas reinas. Cada vez que nos íbamos a hacer una foto, apartaba a la gente para que no saliera nadie, era de lo más gracioso.

Cuando fuimos a visitar el Palacio de la Ciudad de Jaipur, cerraban una hora antes porque era el Divali y habló con los de la taquilla para que pudiéramos entrar, y menos mal porque el palacio es alucinante.

Gracias Manu por todo. Pasamos un día de lo más divertido.

Pedro Picapiedra y su ayudante

Cuando llegamos a Abhaneri, de camino a Agra, un señor se nos acerco y se puso a hablar en español con nosotras.

Nos dijo que era Pedro Picapiedra y que visitáramos su tienda. Estuvimos hablando con él y con su adorable ayudante y le dijimos que cuando saliéramos de la visita nos pasaríamos por su tienda.

Y eso hicimos, al salir entramos a ver su tienda.

Pudimos pensar que era simpático con nosotras para que le compráramos algo, pero no fue así.

Nos invitó a té chai y no quiso ni siquiera que le pagáramos. Estuvimos un rato con él y con los demás señores que entraron a vernos.

Aquí en India, cuando ven un turista o algo diferente, de repente aparecen decenas de indios y se ponen a mirar lo que haces, es super gracioso 😉

Teníamos que irnos porque, aún teníamos que visitar Fatepur antes de llegar a Agra, y nos despedimos de Pedro con mucha pena.

La moraleja es que, no todas las personas te quieren vender algo, hay muchas personas buenas que sólo quieren compartir contigo unos momentos, charlar un rato y conocer algo más sobre ti, tu país y tu cultura, tan diferente a la suya.

Postales desde India

Familias en Taj Mahal

Visitar el Taj Mahal es una experiencia que nunca olvidarás, pero visitarlo vestida con sari típico indio fue lo más increíble y divertido que pudimos hacer en Agra.

Causamos sensación entre todas las familias indias.

Los indios son una gente muy agradecida y solo de vernos vestidas con los saris se sentían orgullosos y nos preguntaban si nos gustaba India y su cultura. A lo que nosotras siempre contestábamos que nos encantaba.

Nos tuvimos que levantar a las 4 de la mañana, primero para ver el amanecer en el Taj Mahal y segundo para conseguir ponernos el sari, que no es tarea fácil 😉

Cuando llegamos a la puerta del Taj Mahal, una familia nos paró y nos dijo que lo llevábamos mal puesto y nos lo quitaron y volvieron a poner.

Imaginaros en medio de la puerta, rodeadas de gente y dando vueltas a metros y metros de tela del sari.

Fue de lo más divertido y curioso.

No puedo ni contar la de fotos que nos hicimos en el Taj Mahal con todas las familias que pasaban, había momentos que no dábamos a basto.

Todo el mundo nos paraba y nos saludaba señalando el sari, orgullosos de que lo lleváramos porque nos gustaba su cultura.

Si tuviera que volver ahora mismo al Taj Mahal me volvería a poner mi sari sin dudarlo.

Postales desde India

Tren desde Agra a Varanasi

Hacer un trayecto en tren en la India, es otra de las grandes experiencias que puedes llevarte de este viaje.

Nosotras fuimos desde Agra a Varanasi en el tren nocturno y fue toda una aventura.

Compartíamos habitáculo de 4 literas y cuando llegamos a la estación estábamos preocupadas por saber quienes serían nuestros compañeros de viaje.

Cuando llegamos al andén, vimos a una pareja de alemanes que habíamos conocido en Fatepur y que también nos habíamos cruzado en Taj Mahal.

Miramos nuestros billetes y nos dimos cuenta que íbamos en el mismo habitáculo y nos alegramos mucho.

Compartir un viaje de tren en India une y mucho.

Fue muy divertido viajar con David y Janine. Mi madre, que había leído que en los tres suelen robar, montó una “paraeta” digna de salir en las noticias.

Con cordel cerró toda la cortina y se alargó el cordel hasta su mano para que si alguien entraba le despertaba.

Cuando vino el revisor a ver los billetes me dio hasta vergüenza de la que habíamos liado ahí 😉

David decía que estábamos seguros con la “Mama” y entre risas logramos dormir un rato antes de llegar a Varanasi.

No os podéis perder la experiencia de viajar en tren en la India.

 Manu – Nuestro guía en Varanasi

En Varanasi contamos con la compañía de Manu, un buen hombre que nos explicó todo lo que sucedía en esta increíble ciudad.

Gracias a él entendimos los rituales y ceremonias que se daban cita frente al Ganges.

Si pasear por los ghats de Varanasi es una experiencia única, hacerlo con Manu mientras nos contaba todos los detalles de lo que estaba sucediendo lo hizo aún más alucinante si cabe.

En sus ojos podías ver lo buena persona que era y quedamos encantados con él y él con nosotras, ya que le invitamos a comer en nuestra mesa y nos dijo que sus clientes nunca comían con él y estaba muy agradecido.

Gracias Manu por acompañarnos en la increíble experiencia de visitar el lugar más IMPRESIONANTE que he visto en mi vida.

Postales desde India

Imran – Nuestro conductor en Varanasi

Y qué decir de nuestro entrañable conductor en Varanasi.

Nos recibió en el tren con una corona de flores y era la alegría personificada.

Las sonrisas es algo que, muchas veces brilla por su ausencia en India, pero Imran siempre tenía una simpática sonrisa para regalarte. Soy una persona que siempre está sonriendo y me encanta la gente que también lo hace.

Imran es mi amigo y cada día me despierto con una bonita foto con frase positiva que me manda cada mañana.

Además, de mandarme fotos de todos los festivales y ceremonias que se celebran en Varanasi. Estoy totalmente actualizada con el calendario hindú en Varanasi.

Profe de yoga

Nuestro profe de yoga en Varanasi era todo bondad y transmitía una paz y tranquilidad increíble.

Fijaros si transmitía paz que mi madre se desparramó en medio de la clase y se durmió sin cortarse un pelo. Y no es que se durmiera simplemente, es que se puso hasta a roncar.

Imaginaros la situación 😉

El profesor me decía… “Pues si que se ha relajado si”…. 😉

Bromas aparte, la experiencia con nuestro profe de yoga, nada más llegar de ver amanecer en el Ganges, fue realmente mágica y nos contó muchas cosas de la filosofía hindú y yogi.

Postales desde India

Arbind en Varanasi

En todos los hoteles donde íbamos nos lo pasábamos pipa en el desayuno porque los indios son personas muy curiosas, y este carácter da mucho juego a la hora de conocer gente. Y encima al ser dos chicas la cosa se acentuaba.

Siempre se nos acercaban los camareros y nos preguntaban por nuestra vida.

¿Cómo te llamas? ¿Cuantos años tienes? ¿Estás casada? ¿Tienes hijos?

¿En qué trabajas? ¿Qué coche tienes? ¿Tienes hermanos?

Éstas y muchas más, son todas las preguntas que te pueden hacer… pero no os lo toméis a mal… es que no pueden evitarlo son así. A mi me parecían super graciosos.

Hasta cuando estábamos viendo videos en el móvil se acercaban para ver qué estábamos viendo y se interesaban por todo.

Ya os iré contando todas nuestras anécdotas en los diarios de viaje.

Pero hoy me gustaría hablar de Arbind, nuestro camarero preferido en el hotel de Varanasi.

Trabajaba de 7 de la mañana a 11 de la noche en el hotel, a 40 min en bicicleta de su casa para sacar adelante a su madre y cuatro hermanas.

Y aún así, siempre tenía una sonrisa para nosotras.

La última mañana nos preguntó si en España había trabajo de camarero y le dijimos que si pero que tendría que aprender español.

Nos comentó que sacarse el visado es muy caro para ellos y así se quedó la cosa.

Cuando acabamos de desayunar bajamos a la habitación para lavarnos los dientes e irnos y tocaron a la puerta.

Era él que venía con su móvil, que no era precisamente un Smartphone, y venía a pedirnos nuestro teléfono, por si acaso pudiera venir alguna vez a España a trabajar.

A nosotras se nos cayó el alma y no pudimos evitar abrazarlo soltando unas lagrimillas y darle el teléfono por supuesto.

Dudo que pueda venir pero si algún día me llama no dudaremos en ayudarle en lo que podamos.

A veces valoramos muy poco la vida tan cómoda que tenemos….

 Manolo – Nuestra despedida entre lágrimas

La última mañana en Varanasi, después de alucinar con el amanecer en el Ganges, decidimos coger un tuk tuk para ir a la calle comercial.

Negociamos con un señor al que bautizamos Manolo. Nos dijo que 200 rupias y al final negociamos a 120.

El camino fue de lo más divertido porque en Varanasi hay mucho tráfico e íbamos flipando, cantándole a Manolo mientras él tocaba el pito.

Cuando nos dejó en el punto que le habíamos dicho le dimos las gracias y le dijimos que era nuestro último día y que nos íbamos enamoradas de su país y de su gente.

Manolo nos dio las gracias efusivamente, estrechándonos las manos con fuerza y con lágrimas en los ojos nos besaba las rodillas en señal de respeto y agradecimiento.

Acto seguido nosotras también nos pusimos a llorar y le dimos infinitamente las gracias, no queríamos bajar nunca de ese tuk tuk. El tuk tuk de Manolo.

Con este momento nos despedíamos de India y su gente, y de verdad os digo, que siempre se me quedará la imagen de Manolo estrechándonos las manos y con lágrimas en los ojos.

No os podéis imaginar lo que sentimos en ese momento!!

Y no le dimos las 120 rupias pactadas, le dimos 200 rupias porque se lo merecía y porque no íbamos a estar regateando una miseria cuando para esta persona podría significar tanto.

Nada hubiera sido posible sin Mahendra

Mis postales desde India no hubieran sido lo mismo sin Mahendra.

Gracias a él este viaje ha sido posible y gracias a él lo hemos vivido como se merecía, porque nos ha tratado increíblemente, tanto él como cada uno de los miembros de su empresa.

Él ya no ejerce como conductor, pero quiso estar unos días con nosotras y nos dimos cuenta de lo buena persona que es y que con él no íbamos a tener ningún problema en el viaje.

En la India hay infinidad de experiencias bonitas, pero también pueden haber momentos más complicados que pueden hacer que nos pensemos si hacer este viaje. Pero con Mahendra sabíamos que estábamos seguras y nos volvimos a casa encantadas con el viaje y la fantástica experiencia.

Aún recuerdo nuestro abrazo triple entre lágrimas cuando nos dejaba en la estación de Agra para coger el tren hacia Varanasi.

Siempre llevaremos a Mahendra en el corazón…

Esto solo ha sido un resumen de las experiencias humanas y personas que conocimos. Porque todavía tengo mucho más que contaros y lo vamos a hacer en los posts diarios del viaje.

Gracias a todas estas personas que formaron parte de nuestro viaje de una forma u de otra. Gracias por enseñarnos tanto y por hacer que este viaje haya sido la experiencia más increíble que hemos vivido.

Os dejamos el video resumen de nuestro viaje…

 

NAMASTE

Espero que os haya servido de ayuda este post!!!

Si es así podéis compartirlo en vuestras redes sociales….con un sólo click también nos ayudaréis a nosotros!!

Si tenéis cualquier duda podéis dejarnos un comentario y os ayudaremos en todo lo que podamos.

Y no olvidéis de suscribiros al blog para ser los primeros en enteraros de todo!!

Muchas gracias!!

Recordad!! Podéis contratar el seguro IATI con un 5% de descuento, el seguro de los viajeros. Pincha en el banner y viaja seguro.

Además os dejamos nuestro descuento en Airbnb, si pinchas en este banner te regalan 35 Euros para tu primera reserva!! Está genial!!

 

Share

22 comentarios

  1. Macarena
    Reply

    Increíble con el sentimiento que hablas de cada una de esas personas tan grandes…ya sabes que mi sueño es vivir esas experiencias en India!

    • majo
      Autor Reply

      Bonita!!!
      Es que este viaje es tan grande. Hay tantas personas, tantos gestos, tantas anécdotas, historias, buenos momentos, malos también…
      Que a veces no salen ni las palabras! Ese sueño lo cumpliremos seguro!!
      Mil besitoooos!!

  2. SILVIA
    Reply

    Nosotras en Tanzania nos empeñábamos en comer siempre con los guías. Pero casi siempre éramos las raras. ¿Como q raras? Anda q no aprendimos con ellos! No saben lo q se pierden otros

    • majo
      Autor Reply

      Hola Silvia!!
      Pues siii! Nosotras siempre comíamos con ellos… aprendes mucho siii! No entiendo por qué no? Aunque cada uno que haga lo que le haga feliz… nosotras seguiremos haciéndolo verdad? Besitos Silvia
      Y muchas gracias por leernos y dejarnos tu mensajito!!

  3. Marife
    Reply

    Precioso post guapi, me encanta todo lo que escribes. Esos encuentros y esa gente lo hacen todo tan especial…
    Lo que menos me gusta en el mundo son las despedidas así que desde hace dos meses me he propuesto no decirle Adiós a nadie, a cada una de esas personas que hacen que nuestro camino sea diferente, los invito a tod@s a casa así un simple hasta pronto se hace más fácil.
    Un besazo Majo.

    • majo
      Autor Reply

      Hola Marife!!!
      Muchas gracias!! Me alegra que te haya gustado bonita!!
      La verdad que toda la gente que conocimos hizo que el viaje fuera único y especial!!
      A mi tampoco me gustan las despedidas… no sabes lo que lloramos al irnos de cada lugar!! Siii nosotras igual… están todos invitados… como vengan todos a la vez a ver que hacemos jejeje!!
      Muchas gracias por leernos y dejarnos tu mensajito, sobre todo por haber sacado tiempo en tu super vuelta al mundo. Me encantaría poder hacer algo así algún día!
      Muchos besitos bonita!!

  4. Maria
    Reply

    Hola! Me encantó la nota. Yo tengo pensado viajar a India en Diciembre/Enero. Primero sola a Calcuta y dsp recorrido por rajasthan. Que Empresa utilizaron ustedes?

    • majo
      Autor Reply

      Hola Maria!!
      Muchas gracias por leernos y dejarnos tu mensajito!
      Estoy preparando el post de preparativos donde contamos todo!
      Espero que te sirva de ayuda!
      Muchos besitos y gracias!!

  5. lamariviaja
    Reply

    Querida Majo, te conoci antes de irme a la India, tu ibas por delante una semana, todo lo que cuentas me trae hermosos recuerdos de las personas, que son lo que en realidad enriquecen un viaje. Aun me wasapeo con mi guia y amigo Sandep. Volvería a India no otra vez sino mil veces porque se que cada vez sería diferente, porque la india es como su olor y color intensa muy intensa y llena de aventuras humanas. A través de India te conoci y aunque no en persona te sigo porque me llenas de alegria y vitalidad. Me apuntas para acompañaros en el próximo viaje de chicas… Gracias por ser tan autenticas chicas, besos a Pilar.

    • majo
      Autor Reply

      Hola Mari!
      Pero mira que eres bonita!!! Me alegra mucho que te haya recordado a tu viaje… jo cuando lo recuerdo yo se me ponen los pelos de punta!! Y escribirlo en el blog y que os guste y emocione es el mejor regalo!!
      Yo también volvería a la India una y mil veces… es el mejor viaje que he hecho sin duda pero tiene muchas cosas que ofrecer que otros viajes no tienen y por las aventuras humanas , como dices.
      Además de que me ha aportado muchas cosas y ha cambiado algo en mi gracias a ese viaje!!
      Oooh claro a ver si algún día organizamos un viaje chulo a la India!!
      Muchos besos y mil gracias bonita!!

  6. Rosana
    Reply

    Me han encantado tus postales y sobre todo, el vídeo. Prácticamente hice el mismo viaje que vosotras, aunque lo empecé en Rishickesh y no fui a Varanasi. Me ha emocionado ver el vídeo, lo he visto tres veces ya, me transportado de nuevo allí, me ha emocionado porque he revivido las sensaciones, las emociones, lo grande que es éste viaje y cuánto te marca. Volveré algún día, lo sé seguro. Felicidades por tu post, retratas perfectamente lo que se vive y siente en India

    • majo
      Autor Reply

      Hola Rosana!
      Jooo que me emociono leyendo tus palabras!
      Me alegro tanto que te haya gustado y te hayas transportado de nuevo allí!
      No sabes lo alucinante que es hacer algo con el corazón y recibir tanto cariño! Muchas gracias de corazón!
      Yo también volveré a la India muchas veces lo sé!
      Tienes que volver a Varanasi. Es lo más increíble que he visto en mi vida! Si tienes razón, este viaje marca y te cambia algo dentro de ti!!
      Muchas gracias por leernos y dejarnos tus bonitas palabras! En serio mil gracias de corazón! Besitos

  7. Indian_lily
    Reply

    Hola Majo,

    Me han encantado tus postales, yo pienso igual que tú, lo que hace especiales los viajes no son todos los paisajes increíbles, monumentos y demás, sino las experiencias con las personas con las que los compartes. Yo he vuelto hace poco de Marruecos y me ha pasado algo muy parecido, me he enamorado del país, no solo por lo increible qué es sino por la hospitalidad de su gente, su filosofía de vida y todas las cosas que hemos podido vivir con ellos, que han sido increíbles. Todo esto hace que te enganches más y más a viajar. Me ha encantado tu homenaje a todas estas personas, se nota que eres muy sensible y amorosa y eso mola mucho.
    Un beso enorme.

    • majo
      Autor Reply

      Hola mi querida Lidia!!
      Me alegra tanto que te haya gustado el post!! Exacto un viaje es mucho más especial cuando tiene ese componente humano.
      Me acordé de ti porque me sonaba que ibas en mayo a Marruecos!
      Cuéntame cómo ha ido! Qué pena que aún no he podido subir al blog los posts de Marrakech!
      Me alegro mucho que te haya gustado! Yo también vine encantada, sobre todo con su gente y muero por hacer un tour en el país!
      Tengo que darte las gracias por estar siempre ahí, por leerme y dejarme siempre tus mensajes con tanto cariño! Que me emociono y todo! Seré llorona!! Gracias de corazón!
      Mil besitos bonita!!

  8. ¡Qué bonito Majo! Me ha encantado todo lo que has escrito y todo lo que ello transmite. Haces que me entre aún más ganas de viajar. Estoy deseando leer los siguientes posts. Un saludo 🙂

    • majo
      Autor Reply

      Hola Irene!!
      Muchas gracias por leernos y dejarnos tus bonitas palabras!
      Me alegra mucho que te haya gustado el blog y que haya sido capa de transmitirte lo que fue el viaje!
      Espero que te gusten todos los posts de este fantástico viaje a la India!
      Muchos besos y gracias!!!

  9. Nuria
    Reply

    Majo me ha encantado el post, llevo años queriendo ir a La India y leerte está haciendo que desaparezcan todos los prejuicios que pueda tener; así que gracias! creo que ya tengo decidido el destino para las vacaciones
    Si no es mucho pedir, podrías decirme cómo contactar con Mahendra? Vuestra experiencia ha sido tan buena que me gustaría contar con él para mí viaje.
    Qué ganas de leer el resto de tus post!
    Gracias por todo Majo!

    • majo
      Autor Reply

      Hola Nuria!
      Muchas gracias por leernos y dejarnos tu mensajito!!
      Me alegra mucho que te haya gustado el post y que te haya ayudado a animarte a hacer este gran viaje!
      Si llevabas años queriendo ir a la India… ya sabes! Hazlo! No te arrepentirás!!
      Te he mandado un mail con toda la información!
      Muchos besitos y gracias!!

  10. Raquel
    Reply

    Hola Majo!
    Hace tiempo que te sigo en Instagram y leo gran parte de los posts de tu blog. ¡Enhorabuena porque es genial! Este agosto vamos a India (cuando las vacaciones nos lo permiten) y estamos organizando todos los preparativos del viaje. Tenemos pensado hacer gran parte del trayecto en trenes pero después de leer todos tus posts de India me pregunto si podrías informarme un poco acerca de cómo lo organizastéis con la agencia y los conductores locales.
    ¡Mil gracias!

    • majo
      Autor Reply

      Hola Raquel:
      Muchas gracias por leernos y dejarnos tus bonitas palabras! Eres un solete!
      Te he mandado un mail con toda la info del viaje!
      Cualquier duda me dices y aquí me tienes para ayudarte!
      Besitos y feliz viernes! Gracias!!
      Namasté

  11. Noelia
    Reply

    Hola Majo!
    La verdad es que he llegado a tu blog por casualidad, me salió tu instagram sugerido en la aplicación, una cosa ha llevado a la otra… y ya tienes a una super fan más de tus entradas!
    A mediados de septiembre viajo a la India… y también lo hago con Mahendra! Ha sido un encanto con todo el tema de la organización de la ruta y por ahora no puedo estar más contenta con él, pero si que es cierto que llevo una temporada debatiéndome entre esos miedos que listas en otra de tus entradas. Y la verdad es que tengo que darte las gracias mil veces porque después de leer tus posts sobre la India vuelvo a estar entusiasmada ante la perspectiva de ir allí. Me veo reflejada en tus sensaciones tras el viaje en mi experiencia durante los meses que estuve viviendo en Bolivia y no puedo esperar a vivir lo mismo de nuevo, es algo duro pero la inmensidad de lo bonito lo compensa con creces!
    Total, que yo venía a darte las gracias por devolverme la ilusión y ya me he enrollado como una persiana!!!
    Un abrazo.

    • majo
      Autor Reply

      Hola Noelia:
      Muchas gracias por leernos y dejarnos tus bonitas palabras!!
      Me alegra mucho que te haya gustado el blog y sobre todo que te haya devuelto la ilusión por este gran viaje. Será una experiencia única que jamás olvidaréis…
      Qué bonito viaje tiene que ser Bolivia… gracias por compartirlo conmigo y gracias por tomarte tu tiempo para escribirme y darme las gracias…
      Mil besos y gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *