Praga Día 4: Barrio Judío – Parque Letna

Praga Martes 8 Diciembre 2015

Último día completo en Praga y había que aprovecharlo.

Yo había pensado hacer una excursión a Karlovy Vary, la famosa ciudad balneario a Kutna Hora, ésta última muy recomendada por los guías…

Pero cuando no viajas solo hay que acoplarse a todo el mundo  y a final decidimos quedarnos en Praga y llevar un ritmo de viaje más lento disfrutando de la ciudad, que tampoco era mala opción!!

Si vais 4 días a Praga os da tiempo a hacer una de estas excursiones sin problema.

Lo dicho comenzamos nuevo día y ya era el último.

Hoy íbamos a visitar el famoso barrio judío, el barrio de Josefov, en el post del primer día en la ciudad ya lo visitamos con el free tour pero hoy íbamos a hacer la visita de las sinagogas y cementerio.

En el sigo X llegan los primeros judíos a Praga. Enseguida comenzaron las primeras represiones hacia los judíos por ello se instalaron fuera del Barrio Viejo.

En 127o se construye la primera sinagoga y consiguen tener autonomía administrativa como gueto, a pesar de ellos la represión continuaba y mataban a miles de ellos.

Sin embargo, el barrio comenzó a prosperar a partir del siglo XVI gracias a su alcalde Maisel, un empresario que obtuvo riqueza y aportó dinero a su comunidad.

En 1850 se bautiza como Josefov y se integra en la ciudad de Praga. Hubieron movimientos que aportaron mayor tolerancia y se les permitió a los judíos salir del barrio. Esto provocó que los judíos se marcharan y en el barrio se quedó la gente pobre.

A finales del siglo XIX el barrio se reformó y remodeló y sólo se conservaron las sinagogas, el cementerio y ayuntamiento.

Aunque, durante el exterminio nazi gran parte de los judíos fueron trasladados a campos de concentración, el barrio judío no fue destruido ya que Hitler quería construir el museo de la raza extinguida.

Por ello podemos visitar hoy en día en este barrio en perfectas condiciones.

Y he de decir que el barrio me encantó. Es un barrio muy bonito y actualmente es el barrio de lujo de la ciudad donde podemos ver edificios preciosos y las tiendas más exclusivas de la ciudad sobretodo en la famosa y bonita calle Parizska.

La calle Parizska, en honor a París, es la calle más cara de la ciudad, donde se encuentran las joyerías y tiendas de lujo.

Construida a finales del S.XIX cuando se hizo el saneamiento y remodelación del Barrio Judío, lo que se intentó realizar es una copia de la Avenida de los Campos Elíseos.

Las visitas más imprescindibles de este barrio son las seis sinagogas judías: Alta, Klausen, Maisel, Española, Pinkas y Vieja-Nueva, además del Ayuntamiento del barrio judío y por supuesto el Cementerio Judío, una de las visitas más impactantes de Praga.

Nosotros comenzamos por la Sinagoga española, donde ya habíamos pasado el primer día con el free tour y donde estaba la estatua de Kafka.

En la Sinagoga puedes comprar los diferentes pases del barrio judío.

Nosotros cogimos el pase de 300 kn (aprox. 11 euros) que incluía todas las sinagogas, menos la Vieja- Nueva, más la visita al cementerio.

Comenzamos con la visita de la Sinagoga Española, la más bonita por dentro ya que esta decorada con motivos moriscos y te puede recordar a la preciosa Alhambra.

La sinagoga por dentro es espectacular además tiene un museo que cuenta un poco la historia del barrio judío.

Praga Praga Praga

Seguimos paseando por el bonito barrio judío y llegamos a la preciosa calle Parizska donde podemos ver edificios preciosos.

Praga Praga Praga

Y nos dirigimos al cementerio pasando por la sinagoga Vieja-Nueva y el Ayuntamiento, es una zona muy bonita y con mucha historia.

Esta sinagoga no estaba incluida en el precio del pase por lo que nos fuimos hacia la entrada del cementerio.

Praga

Praga

Primero entramos en la sinagoga Pinkas, la cual es un monumento en homenaje a todas las víctimas checas del Holocausto.

Los nombres de las casi 80.000 víctimas cubren las paredes de la sinagoga lo que la convierten en el epitafio más extenso del mundo.

Además en el piso superior podemos observar la a exposición permanente Dibujos de los niños de Terezín, 1942 – 1944.

Entre los prisioneros de Terezín había más de 10 000 niños menores de 15 años al ser apresados.

Cuenta con más de 4 000 dibujos originales de estos niños que representan un testimonio conmovedor de su destino cruel y en su mayoría el único recuerdo a los que no sobrevivieron.

Praga Praga

Y de ahí comenzamos la visita al famoso cementerio judío de Praga.

El cementerio era el único lugar donde se podía enterrar a los judíos y data de 1439.

Por falta de espacio los cuerpos se iban apilando unos encima de otros, llegando a más de diez niveles de cuerpos.

Se pueden ver hasta 12.000 lápidas y se calcula que habrá más de 100.000 enterrados.

Podemos visitar el cementerio y divisar la cantidad de lápidas….es realmente alucinante pensar la de cuerpos que se enterraron en ese pequeño espacio.

Para mí la visita al cementerio es imprescindible.

Praga Praga Praga Praga Praga Praga

Salimos del cementerio por la parte de atrás y entramos en las dos sinagogas que están al lado ya que entraban en el pase.

Había mucha gente haciendo la visita y nos fuimos enseguida.

Nuestro siguiente punto sería subir al Parque Letna para ver las vistas de la ciudad y sus puentes.

Mi idea era ir al mirador del Monte Petrin, el funicular estaba en obras y había que subir andando aunque no había problema en subir andando, pero varios guías nos recomendaron que esta vista, sin desmerecer la del Monte Petrin, era mejor y así que nos fuimos hacia allí.

Supongo que la de Monte Petrin será también espectacular.

Subimos en tranvía hasta cruzar el río Moldava y subir la escaleras hacia el Letna donde pudimos ver el metrónomo de Praga.

Bajo el comunismo el Parque Letna solía acoger los desfiles militares donde alardeaban de tener la mayor estatua de Stalin del mundo, escultura de granito de 30 metros de altura la cual fue volada en el año 1962.

En su lugar se construye un metrónomo gigante de 23 m de altura que se ilumina por las noches y se puede ver desde el centro de la ciudad.

Estuvimos paseando por el parque desde donde teníamos unas vistas espectaculares de la ciudad y de sus puentes sobre el río Moldava.

Praga Praga Praga Praga Praga

Una vez salimos del parque cogimos el tranvía hacia el barrio de Mala Strana, ya estuvimos en el precioso barrio barroco el día anterior, pero volvimos porque queríamos comer en el conocido restaurante Malotranska Beseda, pero estaba cerrado a medio día.

Así que decidimos ir a Malotranska Pivnice, era ya tarde y teníamos hambre.

Es una cervecería decorada muy chula.

En Tripadvisor tiene muchas críticas pero creo que tampoco es para tanto.

La comida estuvo buena, aunque es verdad que no es tan barato como otros sitios y los camareros no son la alegría de la huerta pero tampoco nos trataron mal.

Lo único que no nos gustó es que te incluyen la propina directamente en el ticket, en el resto de sitios no lo hacen, dejas tu la propina.

En fin, comimos bien que es lo que importa, nos costaría unos 20 euros por persona pero es que estábamos muy hambrientos y pedimos un montón de platos…pedimos pato, el famoso y buenísimo tartar de carne, queso frito, salchichas….

Estuvimos bastante rato en el bar tranquilos y descansando.

PragaPraga PragaPraga Praga

Y después ya se había hecho de noche y cruzamos por última vez el puente de Carlos hacia el Barrio Viejo.

Praga Praga

Dimos una vuelta por las orilla del río Moldava donde teníamos una bonitas vistas del Castillo de Praga.

Praga

Andamos a orillas del río hasta llegar a ver el bonito edificio de la Ópera y la famosa casa Danzante, edificio deconstructivista de Nationale-Nederlanden.

Fue diseñado por el arquitecto checo-croata Vlado Milunić con la colaboración con el arquitecto canadiense Frank Gehry.

Originalmente se le llamó Fred and Ginger, por los famosos bailarines Fred Astaire y Ginger Rogers ya que el edificio evoca a una pareja de bailarines.

Praga Praga

Y volvimos a la Ópera donde paseamos por una animada calle comercial que lleva hasta Plaza Wenceslao, donde dimos una vuelta e hicimos alguna comprita.

Y bajamos hacia la Plaza de la Ciudad Vieja y nos tomamos algo en un bar que da a plaza y descansamos con esas vistas tan chulas.

De camino a casa cogimos un Mac Donalds para cenar en el apartamento.

El vuelo salía a las 7 de la mañana y habíamos quedado con nuestro taxista a las 5 de la mañana.

Quedamos con el mismo taxista que nos recogió el primer día.

Al día siguiente partíamos rumbo a Valencia haciendo escala en Frankfurt.

Praga, una ciudad preciosa que nos ha encantado y a la que seguro que volveré con Andrés y no descartamos un viaje por todo el país.

Este ha sido el final de nuestro último viaje.

¿Nos acompañáis en el siguiente? 

Muy pronto…..

Praga

2 comentarios

  1. Carmen
    Reply

    Hola! Me ha gustado mucho tu post sobre Praga, me ha dado ideas para mi próximo viaje a esa ciudad :-).

    Te quería preguntar sobre la subida a Letná, hay muchos escalones verdad? vamos con carrito para el bebé y no se yo si es muy viable jeje.

    Otra pregunta, para hacer las fotos de las sinagogas tuviste que pagar? he leído que para las de el cementerio judío sí.

    Un saludo!

    • majo
      Autor Reply

      Hola Carmen!!!
      Muchas gracias! Me alegra mucho que te haya gustado el blog y que te haya servido de ayuda!
      Praga es preciosa… te encantará!!
      Si hay escaleras, nosotros no subimos hasta arriba… pero bueno yo creo que plegándolo no tendréis problema… así que por qué no?
      Si en algunas sinagogas hay que pagar un ticket para las fotos.. te lo indican en la entrada…
      Espero haberte servido de ayuda.. cualquier duda ya sabes!
      Feliz viaje!!! Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *