Descargar pdfImprimir
Kioto

Domingo 22 Junio 2014: De Tokio a Kioto – Ginkakuji – Nannenzy – Chion in

Descargar pdfImprimir

Nuevo día en Japón.

Hoy nos teníamos que levantar prontito, ya que habíamos reservado nuestros billetes en el shinkansen que iba de Tokio a Kioto a las 7:03 de la mañana.



Tren a Kioto

El tren salía de la estación de Tokio por lo que teníamos que madrugar para ir desde nuestra estación.

Hoy es el día que activábamos el Japan Rail Pass de 7 días.

Como queríamos parar en Hamamatsu para hacer una visita a nuestros amigos Jose Alberto y Lorena que estaban viviendo allí,, reservamos asiento en el tren de Tokio a Hamamatsu a las 7:03.

Llegábamos a Hamamatsu a las 8:30 aproximadamente y digo aproximadamente porque no tengo apuntada la hora, pero la hora que pone en el billete es la hora exacta de llegada.

No he visto mayor puntualidad que la japonesa, es realmente impresionante!!

El tren muy cómodo y limpio.

La verdad que la red de transportes del país es espectacular. Una gran experiencia el tren bala.

Llegamos a Hamamatsu y allí nos estaban esperando Jose Alberto y Lorena. Sólo teníamos una horita para tomar café con ellos porque teníamos que volver a coger el metro a Kioto.

Pero planeamos vernos el fin de semana siguiente en Takayama.

A las 9:37 volvíamos a coger el metro a Kioto y llegábamos a las 10:47.

Nada más salir de la estación cogimos un taxi hasta nuestro hotel.

Estaba cerca de la estación pero íbamos con las maletas así que no nos complicamos.

El taxi nos costó 1000 yenes (aprox. 7,30 euros)



Hotel en Kioto

Llegamos al hotel Citadines Kioto.

 

Podéis consultar el post de preparativos para organizar vuestro viaje, porque os contamos los hoteles, transporte, Japan Rail Pass y todo lo necesario para preparar el viaje a Japón.

 

Recomendamos el hotel por ubicación, calidad y precio.

Como la habitación no estaba preparada dejamos las maletas en recepción y nos fuimos de visitas.

Al lado del hotel teníamos de nuevo un McDonadls que nos sacaría de tantos apuros con nuestra hambre 😉

Como estábamos hambrientos decidimos comer algo en un restaurante que había bajo del hotel.

El primero que entramos era un restaurante de los que se pedía en una máquina y luego se entregaba el ticket, pero como sólo estaba en japonés decidimos no arriesgarnos y fuimos al restaurante de al lado.

En éste si que tenían carta en inglés y nos quedamos.

Comimos una especie de bolas de pollo con arroz blanco y tallarines con sopa.

La comida y bebida para dos nos costó 1300 yenes (aprox. 9,50 euros).

Veis como no es tan caro comer en Japón!!

Después de comer nos fuimos a la estación de Kioto. Y de camino vimos un Mc Donald´s japonés.



Estación de Kioto

La estación de Kioto es el centro de operaciones de nuestras visitas en Kioto, ya que desde allí salen todos los autobuses que recorren la ciudad.

Y de nuevo tengo que decir que alucino con el sistema de transportes de la ciudad. Todos los puntos turísticos de la ciudad, que no son pocos, están cubiertos con los numerosos autobuses.

Todo bien explicado y con las rutas marcadas, donde te indican todos los templos que cubren las rutas. Más fácil imposible!!



Kioto

Kioto, ubicada en el centro de la isla de Honshu, es una importante ciudad de Japón.

Su importancia histórica se debe al hecho de que entre los años 794 y 1868 constituyó la capital de Japón.

En el año 1868 el emperador Meiji decidió trasladar la sede de la corte a Tokio, quedando la ciudad definitivamente en un segundo plano.

Con sus aproximadamente 2000 templos o santuarios (de ellos, 1600 son budistas y 400 sintoístas), además de palacios, jardines y otros lugares, es una de las ciudades mejor preservadas en Japón.



Kioto por zonas

La mejor forma de visitar Kioto es dividirla por zonas y eso es lo que íbamos a hacer. Cada día visitar una zona.

En este mapa se pueden ver bien las diferentes zonas y las visitas turísticas más importantes.

Kyoto temples

(Foto vía PortalJapon)

Nosotros queríamos ver lo más importante pero no queríamos cargar los días y no tener ni un minuto de descanso por ver muchos más templos.

Porque al fin y al cabo son todo templos y si no el viaje se hacía muy pesado.

Así que vimos los que considerábamos imprescindibles, que no es poco.



Zona Noreste

Nuestro primer día lo íbamos a dedicar a la zona noreste visitando el templo Ginkakuji o Pabellón Dorado, el Paseo de la Filosofía, el templo Nanzen-ji y el templo Chion in.



Autobuses en Kioto

Compramos los pases diarios del bus por 500 yenes cada uno (3,70 euros).

Un viaje sencillo costaba 220 euros, y como cada día íbamos a coger muchos buses que es la mejor forma de viajar en Kioto pues el pase diario te salía muy bien.

Aunque éste día sólo usamos dos buses porque también estuvimos paseando por el paseo de la filosofía pero bueno no pasa nada, el resto de días lo amortizamos pero bien.



Templo Ginkaku-ji

Cogimos el bus 100 hasta la parada de Ginkaku-ji y entramos en el famoso templo plateado.

El Ginkaku-ji o Pabellón de plata es un templo budista en Kioto.

Entrada al templo 500 yenes cada uno (aprox. 3.70 euros)

Fue construido en 1474 por el shōgun Ashikaga Yoshimasa, que buscaba competir con el Kinkaku-ji o «Pabellón dorado» construido por su abuelo Ashikaga Yoshimitsu, pero no pudo recubrir el edificio con plata tal y como había pensado.

El salón kannon es la principal estructura del templo, el cual es conocido comúnmente como Ginkaku o «Pabellón de plata».

Del mismo modo que el Kinkaku-ji, el Ginkaku-ji fue construido originalmente con la finalidad de servir como lugar de descanso y retiro del shōgun.

Además del edificio, el templo cuenta con jardines cubiertos de musgo y un jardín japonés.

Nada más entrar ya alucinamos. Qué bonito!!

Al entrar vimos el famoso jardín de arena, realmente precioso.

Das una vuelta por los preciosos jardines, que sin duda son un gran ejemplo de la arquitectura paisajística japonesa.

Al final del paseo por los jardines llegas al salón principal del tempo, aunque no es de plata es realmente bonito.

Sobretodo con el entorno de su jardín.

Kioto

La verdad que el templo y los jardines son preciosos, lo único que se echarían en falta es verlo con menos gente, pero eso en los viajes muchas veces resulta imposible.

Aún así tuvimos suerte porque no estaba masificado como en temporada alta.



Paseo de la Filosofía

De ahí nos fuimos al famoso Paseo de la Filosofía, es un camino de unos 2.5 km de longitud, que va desde Ginkakuji hasta el puente Nyakuoji, pasando cerca de numerosos templos grandes y pequeños.

Se trata de un camino que discurre junto a un canal cubierto por cerezos, en el que se respira tanta tranquilidad que podrías dejarte llevar por su calma y belleza.

Es bastante tranquilo y muy bonito, me gustó mucho la experiencia de pasear por allí.

No quiero ni imaginar lo bonito que debe ser en primavera con los cerezos floreciendo.

En el camino vemos continuamente templos, pero no podíamos parar en todos ya que no teníamos tiempo y teníamos que ir a los que teníamos marcados como imprescindibles.

Aquí es donde me di cuenta que Kioto me iba a gustar mucho. No hay rincón de la ciudad donde no haya un templo o un lugar digno de visitar.

Me encantan las ciudades donde sólo paseando ves infinidad de sitios para recordar.

Es una ciudad en la que podrías estar un mes y no habrías acabado de verla, pero teníamos que conformarnos con 4 días y ver lo realmente imprescindible.

Hicimos un alto en el camino a tomar un café para reponernos un poco y después continuamos por el camino.



Templo Nanzen-ji

Nuestra próxima parada sería el templo Nanzen-ji.

Una vez salimos del camino, y después de preguntar unas cuantas veces, llegamos al complejo del templo.

Al igual que el cercano templo de Ginkaku-ji, Nanzenji es una antigua villa aristocrática de jubilación que se convirtió en un templo a la muerte de su dueño.

Se accede al templo a través de la Sanmon, la puerta clásica del budismo Zen, que simboliza la entrada a la parte más sagrada de los recintos del templo.

La estructura de madera fue construida en gran 1628 por Todo Takatora en la memoria de los que murieron en la guerra civil.

Este templo es realmente bonito y muy tranquilo.

Estuvimos paseando un rato y subimos a la impresionante puerta de madera donde podíamos ver unas preciosas vistas del complejo.

Aquí empezó a llover un poquito mientras estábamos en la parte de arriba de la puerta de madera y nos quedamos descansando hasta que enseguida paró de llover.



Os dejamos todas las visitas y excursiones desde Kioto por si preferís contratarlas y no hacerlas por libre.



Templo Chion-In

Desde el templo Nanzen-ji seguimos andando hasta el siguiente templo, el templo Chion-in.

Se trata de un templo budista, sede del budismo Jōdo shū.

El complejo abarca el lugar donde Hōnen comenzó a predicar sus enseñanzas y el lugar donde falleció.

La colosal puerta principal, o Sanmon, fue construida en 1619 y es la estructura más grande de su tipo en Japón. Es considerado como un Tesoro Nacional de Japón.

Este templo tiene detrás de la enorme puerta de madera unas escaleras altas que aparecen en la pelo “El último samurái”.

No pudimos bajar por ellas porque no las encontrábamos y bajamos por otras. Otro día volvimos a pasar y nos dimos cuenta que no es que no las encontráramos, es que estaba la puerta vallada por eso no las vimos.

La puerta es realmente increíble. Subimos al complejo y dimos una vuelta.

Vimos una especie de procesión de monjes budistas y en la sala principal pudimos ver una especie de ritual budista, nos quedamos a ver un poquito, curioso sin duda.

Eran las cinco de la tarde pasadas y ya estaban cerrando el templo.

Esto es algo a tener en cuenta para planificar tus visitas en Kioto.

La mayoría de templos cierra a las 17:00h o incluso antes.



Vuelta al hotel


Una vez acabamos de ver el templo bajamos de nuevo y buscamos la parada de bus, pero estábamos tan cansados que decidimos coger un taxi y volver a casa.

Llegamos al hotel y nos dieron la habitación.

Era una especie de apartamento, una habitación realmente grande, con cocina y salón. Sin duda excelente calidad precio y totalmente recomendable para alojarse en Kioto.

Eso sí hay que reservar con tiempo porque está muy solicitado.

En el post de preparativos contamos todo sobre los hoteles de Japón.

Descargamos las maletas y nos duchamos.

Aún teníamos tiempo para dar un paseo por la ciudad pero estábamos muy cansados y decidimos descansar un poquito que el día había sido duro y nos quedaban tres intensos días en esta bonita ciudad.

Andrés bajó al McDonadls a por la cena y nos la comimos tranquilitos en el sofá de la habitación y prontito a dormir.

Mañana nos esperaba un día espectacular en la increíble ciudad de Kioto.





Espero que os haya servido de ayuda este post!!!

Si es así podéis compartirlo en vuestras redes sociales….con un sólo click también nos ayudaréis a nosotros!!

Si tenéis cualquier duda podéis dejarnos un comentario y os ayudaremos en todo lo que podamos.

Y no olvidéis de suscribiros al blog para ser los primeros en enteraros de todo!!

Muchas gracias!!

Recordad!! Podéis contratar el seguro IATI con un 5% de descuento, el seguro de los viajeros. Pincha en el banner y viaja seguro.

Además os dejamos nuestro descuento en Airbnb, si pinchas en este banner te regalan 25 Euros para tu primera reserva!! Está genial!!

 

Descuento Airbnb

 

image_pdfDescargar pdfimage_printImprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *